Campamentos de verano de apoyo escolar



En la actualidad existen un gran número de campamentos diferentes, para niños y jóvenes con todo tipo de gustos y preferencias. Aunque cuando se habla de campamentos la gran mayoría de las personas relacionan estos programas con el ocio y la diversión, lo cierto es que existen otras muchas modalidades. Un buen ejemplo de ellos son los campamentos de apoyo escolar, especialmente indicados para niños y jóvenes que necesiten un refuerzo extra en su vida académica. Gracias a este tipo de programas comenzarán el nuevo curso en septiembre muchísimo mejor preparados.

Encuentra los campamentos de verano de apoyo escolar más solicitados por los padre.

Campamentos Apoyo escolar 2021

Reserva uno de estos campamentos únicos y haz que tus hijos salgan de la rutina.

No hay campamentos

¿Cuáles son los beneficios de los campamentos de apoyo escolar?

En este tipo de programas los monitores aplican las diferentes técnicas de estudio en clases prácticas y teóricas, de forma que los alumnos puedan aprender, pero al mismo tiempo disfrutar. El principal objetivo de estos campamentos es que el estudio deje de ser un problema y evitar que los alumnos se obsesionen por conseguir el aprobado. Lo más importante es aprender y saber. De esta manera, no solo se aprueba, sino que también se obtiene una buena nota. 

Por lo tanto, en estos campamentos los alumnos se ven beneficiados por partida doble. Por un lado, aprenden de la mano de los mejores expertos en apoyo escolar en un entorno natural, mejorando su actitud y aprendiendo técnicas de estudio que les resultarán muy útiles. Y, por otro lado, consiguen superar aquellas asignaturas que hayan quedado pendientes durante el curso escolar, al tiempo que mejoran la base para las asignaturas del próximo curso. 

En este tipo de programas, se ofrece una atención 100% individualizada, lo cual es un gran punto a favor. Los alumnos realizan un test psicotécnico inicial, el cual permite a los monitores y expertos conocer cuáles su nivel de conocimiento, así como su personalidad y actitudes. A partir de los resultados obtenidos, diseñan un plan de enseñanza personalizado. 

En función de cuáles sean los objetivos fijados, y en función de las necesidades concretas de cada alumno y las asignaturas que tenga que recuperar, se realiza una tutoría personalizada. De esta forma, resulta mucho más sencillo seguir la evolución de cada alumno. 

Los horarios de clase y estudio en la gran mayoría de campamentos oscilan entre las 3 y las 5 horas al día como máximo. Se reparten según sea conveniente. Por supuesto, las clases se combinan con otras actividades al aire libre, con las que los niños y jóvenes disfrutan al máximo de sus vacaciones de verano: deportes, excursiones, paseos por la naturaleza....

Las clases de estudio se dividen en dos grandes grupos. Por un lado, las clases teóricas, dirigidas a recuperar las asignaturas pendientes y asentar la base para las asignaturas del curso próximo. Y, por otro lado, las clases prácticas, en las que los alumnos aprenden a estudiar.


Recomendado para ti