Campamentos de verano hípicos



¿Quieres que tus hijos aprendan a montar a caballo?, Lista de los mejores campamentos de veranos hípicos. A los niños y jóvenes les encanta el contacto directo con los animales. Así, en los últimos años ha aumentado a un ritmo de vértigo la demanda de campamentos ecuestres. No se necesita un nivel mínimo de equitación, sino que son programas diseñados para todo el mundo. Las clases se dividen por niveles, de forma que todos los alumnos pueden aprender todo sobre la equitación; desde el nivel inicial hasta el nivel competición. 

Este tipo de campamentos se desarrollan en entornos rurales, y el alojamiento tiene lugar en la propia villa dentro de la finca. Además del contacto directo con caballos, los alumnos conviven día a día con otros animales como conejos, gallinas, patos y ocas. 

En algunos casos se ofrecen dos modalidades: interna y externa. En el primer caso en el precio se incluye el alojamiento en régimen de pensión completa. Los menús se adaptan a necesidades especiales, como alergias, y están elaborados por nutricionistas profesionales para garantizar una alimentación saludable y equilibrada.

 

Campamentos Hípicos 2021

Reserva uno de estos campamentos únicos y haz que tus hijos salgan de la rutina.

No hay campamentos

¿Cómo son los campamentos ecuestres?

La principal actividad de estos campamentos es la equitación, de modo que los alumnos reciben una serie de horas de clases, tanto teóricas como prácticas, al día. Además, aprenden todo sobre el manejo y los cuidados del animal. Además de las propias actividades ecuestres, disfrutan de otras muchas organizadas por monitores de tiempo libre: talleres, juegos en la piscina, gymkanas, concursos de cocina, fiestas temáticas, paseos por la naturaleza… 

En los centros hay caballos y ponis para todos los niveles. Desde animales muy tranquilos para niveles principiantes, hasta otros con experiencia para los alumnos de competición.

Grandes curiosidades sobre los caballos

Edad: una de las grandes curiosidades de los caballos tiene que ver con su edad. Esta viene determinada por los dientes, los cuales nunca paran de crecer. A medida que continúan creciendo durante toda la vida del animal, se inclinan hacia adelante y aparecen unas manchas oscuras que determinan su edad.

Ojo: el ojo de los caballos es el más grande de todos los mamíferos que hay en la tierra. Además, es monocular y tiene un total de dos puntos ciegos. 

Reconocer: sobre si son capaces de reconocer sonidos y voces que les resultan familiares, la respuesta es sí, incluso a gran distancia. Estos animales tienen muy buena memoria a largo plazo, por lo que son capaces de recordar lugares y momentos. 

Vómitos: y, por último, cabe destacar que los caballos no pueden vomitar ni eructar. La razón es que el esófago está rodeado por un músculo fuerte, justo en el punto en el que se conecta con el estómago. Dicho músculo se cierra con mucha fuerza una vez han entrado los alimentos, impidiendo su salida. 

Los campamentos hípicos son una de las experiencias más bonitas y enriquecedoras de las que pueden disfrutar los niños y jóvenes en verano. Un programa muy completo que les encantará y les ayudará a desconectar del estrés acumulado durante el curso escolar.

 


Recomendado para ti